domingo, 15 de mayo de 2011

17 de mayo movilización nacional contra la reforma a la educación superior en Colombia


Nota: La concentración de la Universidad Nacional, sede Bogotá, será a en la Plaza Che Guevara una vez terminado el debate que se transmitirá en Derecho y Ciencias Económicas.

El próximo 17 de mayo, la ministra de educación nacional-  por ahora también alcaldesa de Bogotá- María Fernanda Campo está citada a un debate de control político en el Senado de la República. En este espacio, los estamentos de las universidades pondremos de nuevo nuestra voz de rechazo a la propuesta de nueva ley de educación superior- o cómo lo han querido mostrar: la reforma a la ley 30-.

Pero los estudiantes universitarios, a lo largo y ancho del país sabemos que no es en el Congreso de la República donde ganaremos esta pelea; es en las calles, en el fomento de nuestra organización gremial, en la creación de academia crítica. Por eso, saldremos a  marchar desde la 2 pm, saldremos a enviarle un mensaje claro al gobierno: LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA SIGUE PENSANDO, CONSTRUYENDO UN EDUCACIÓN PÚBLICA, DE CALIDAD, AUTÓNOMA, CRÍTICA, CREADORA Y TRANSFORMADORA.


¿Cuáles son los puntos centrales de la discusión? La propuesta de reforma a la ley 30 difiere de la universidad que requiere el país y que hemos venido discutiendo miles de estudiantes, profesores y trabajadores desde hace años, dentro de los cuales podemos encontrar:

· La educación como una mercancía: Nosotros hemos dado múltiples peleas en los últimos años, que de fondo han tenido la consigna de la educación como un derecho de todos los colombianos, no como un servicio público y mucho menos como una mercancía. Entender esta diferencia es fundamental, porque es levantar de nuevo la bandera de la educación como verdadero motor de desarrollo de la sociedad, no como un artículo que deba estar regido por las absurdas y a todas luces inequitativas leyes del mercado.

·    Universidades con ánimo de lucro: este punto es el más problemático de la propuesta de ley, y con razón, abrir las puertas de las universidades a la generación de lucro tanto para sus dueños como para las trasnacionales que en nuestras almas mater decidan invertir, es abrirle las puertas totalmente a los deseos estatales de privatizar a las universidades. Esto se da en dos vías, por un lado aniquilando las universidades públicas del país, haciéndolas decaer en su calidad, en sus sistemas de bienestar, aún más, y por el otro lado, la elitización, más profunda, de las universidades privadas, alejando con mucha más contundencia a los jóvenes de las clases medias y bajas de la educación superior, anclándolos como trabajadores poco calificados para mantener el enriquecimiento de unos cuantos sobre el trabajo de millones.

La entrada de capital privado a las universidades: la generación de conocimiento siendo esté un desarrollo de las sociedades debe ser promovido por el Estado, para garantizar que desde los claustros universitarios problematicemos y construyamos alrededor de los problemas y las necesidades centrales del país, no como lo ha planteado el gobierno de Santos de acuerdo a los intereses de las empresas, los magnates ni como lo determinan los organismos de financiación internacional.    


Coordinadora Interfacultades Universidad Nacional

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas