sábado, 11 de febrero de 2012

Conmemoración en la Universidad de Antioquia a los 7 años de la muerte de dos estudiantes

Lo que se ha olvidado del 10F

Hace siete años fallecieron las compañeras Paula Andrea, estudiante de Ciencia Política y Magali, de Ingeniería Física en la Universidad Nacional sede Medellín. Muchas fueron las especulaciones al respecto – que aún hoy se siguen haciendo – sobre su muerte; que si estaban encapuchadas o no, que si pertenecían a algún combo, que si manipulaban pólvora u elementos explosivos… en fin, cantidad de comentarios que buscan hacernos olvidar que se trataba de mujeres jóvenes, luchadoras incansables en la búsqueda de un mejor futuro. Mujeres con familias y con sueños, con metas que quedaron frustradas aquel fatídico día del diez de febrero de 2005.



Las protestas que se desarrollaban aquel día eran en contra de la aprobación del TLC con EEUU, proceso en el que se manifestaron académicos, trabajadores, estudiantes, congresistas, desempleados, entre otros: el grueso de la sociedad hizo sentir su voz de inconformismo frente al nocivo acuerdo en el que participaríamos en condiciones desiguales. Sin embargo, en la actualidad el tratado está consumado y las consecuencias comienzan a percibirse poco a poco en nuestra ya bastante golpeada economía colombiana. Magali y Paula Andrea, son otras más de las compañeras que no olvidaremos porque dieron sus vidas por hacer de este país un lugar mejor.


El día de ayer (diez de Febrero de 2012) se conmemoró un aniversario más de sus muertes. Desde tempranas horas de la mañana comenzaron a sonar las papas bombas en los predios de la Universidad de Antioquia, así como una a una las paredes del claustro se llenaban de frases alusivas a las razones de las protestas que aún hoy continúan vigentes. Ya en horas de la tarde se reunieron un grupo de encapuchados en la Plazoleta Barrientos (lugar histórico de protestas de todo tipo en la UdeA) para hacer eco, al calor de la lucha, de la memoria de miles de estudiantes caídos en todo el territorio nacional.


Más que resaltar los daños materiales que pudieron dejar dichas protestas (al respecto ya se ha dicho bastante: una moto incinerada, varios vidrios rotos, dos calles principales cerradas, una estación del recién estrenado MetroPlus bloqueada, en fin), cabe cuestionarnos por la nueva estrategia de la entrante administración departamental. Por ahora la orden es “no dejarse provocar por las manifestaciones estudiantiles” y por tal motivo no hubo presencia del ESMAD en la tarde de ayer. Falta preguntarnos sobre las verdaderas razones de fondo que pueden ocultarse tras estas “loables” acciones que subieron la popularidad del gobernador antioqueño en las redes sociales. A pocas semanas de haber recomenzado la agenda de movilizaciones de la MANE, se tensa el clima político en la ciudad de Medellín con estos hechos; no queda sino prepararnos con argumentos académicos y políticos, organizarnos con nuestras mejores armas: el pensamiento, la palabra y las acciones consecuentes, para hacerle frente a todo lo que se nos viene para este año de debates en torno al futuro de la educación en Colombia.


Fotos: 
Plano Sur

Texto: 
Prensa Universidad
Desde las aulas hacia Colombia

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas