miércoles, 13 de febrero de 2013

Carlos Lugo: los derechos del artista popular a la oposición y la crítica política



“Que no se nos escape de la memoria
Esa luz propia que nos guía a la gloria
De DIGNIDAD y de PAZ”
Carlos Lugo

Carlos Lugo es un canta autor colombiano, que compila en su obra más de cien canciones inéditas. Sus primeros pasos iniciaron en coros y colegios del departamento del Huila y los mayores reconocimientos los gano en el “Concurso de la Canción Latinoamericana” del Colegio Latino, en la universidad se dio a conocer como un líder social y cultural fundamental para el desarrollo de jornadas artísticas que recorrieron gran parte del territorio nacional y además como un precedente en la consolidación de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU). A pesar de estos referentes, Carlos fue encarcelado el 2 de octubre de 2012, por los supuestos delitos de Rebelión, Concierto para delinquir y Administración de recursos provenientes de actividades terroristas.


De cualquier modo, Lugo se posicionó como un referente y un líder capaz de ganar la consciencia, el respeto y la lealtad de las multitudes. Él mismo afirmaba: “Yo quisiera cambiar el pensamiento de la gente y a través de mis canciones, mostrar la realidad que tenemos en frente y no queremos ver”. Esta convicción de artista popular comprometido por transformar las desigualdades y las injusticias sociales -que para ningún colombiano son ajenas- lo llevaron a ser el blanco de persecuciones políticas, que se agravaron en el 2010 después de componer y lanzar el himno del Movimiento Social y Político Marcha Patriótica. Según sus amigos, Lugo acompañaba multitud de festejos y eventos artísticos, sin adquirir compromisos, en la mayoría de ocasiones gratuitamente y sin propagandismos, el mismo dijo: “Lo mío es la música, cantar y vivir para la música. Estar en salas culturales, festivales de música, cuentería o literatura. Tocar en las ágoras, las asambleas, las marchas, las fiestas de los pueblos y componer, siempre estoy creando arte”.

Lugo es un hombre sincero que no ha dudado en manifestar su oposición ideológica y política, ante la lógica de los gobiernos del ultimo decenio, especialmente el correspondiente al crecimiento desmedido delparamilitarismo con el ex presidente Álvaro Uribe Vélez y con el del actual presidente Juan Manuel Santos, en este ultimo caso, por las reformas educativas que se vaticinaban desde su política de estado. Por supuesto que Carlos Lugo, al igual que muchos estudiantes e intelectuales promovieron activamente la caída de la ley 30, que posteriormente fue echada abajo por el movimiento estudiantil en 2012, gracias a las protestas masivas que tocaron lo más intimo de la opinión publica y de las cuales muchos ciudadanos -de variedad de generaciones- compartieron y apoyaron por las graves afectaciones que causaría a la educación publica.

Es por estas razones, que Gloria Gaitán hija del caudillo Jorge Eliecer Gaitán viajó hasta Florencia Caquetá para apoyar el caso de los retenidos en esta operación gubernamental, en entrevista para el diario El Líder, la activista denuncia una persecución política sistemática y netamente intimidatoria de parte del gobierno nacional, por acallar al sector estudiantil, en sus reivindicaciones reformistas:

G.G: “Yo pienso que ha sido todo como un montaje que sirva como escarmiento para que la juventud que está inconforme y que quiere actuar de una manera independiente, revolucionaria, progresista, constructiva por una nueva Colombia, tienen que callarlos.
Entonces el ejemplo de estos muchachos que están presionándolos para que se declaren culpables, es una forma de producir escarmiento en el resto de las gentes.”

Las inconsistencias dentro del proceso sustentan esta teoría. Como se ha denunciado en variedad de ocasiones, Carlos Lugo esta detenido en la penitenciaría Heliconias en Florencia (Caquetá), sin haber sido condenado aún. Esta medida no está sujeta a normatividades jurídicas y devela un acto de mala fe, por parte de los entes acusatorios, sintetizado en una persecución política. Otro punto clave, fue su traslado hasta Bogotá, evitando la confrontación con los allegados de los sindicados y agenciando el caso como lo deseaba el estado; nos referimos a una pena ejemplar, no solo para los afectados, sino para el movimiento estudiantil a nivel nacional.

Actualmente, Carlos Lugo es juzgado exclusivamente por el delito de rebelión, ya que gracias al abogado defensor David Albarracín, los delitos de Concierto para delinquir y administración de recursos provenientes de actividades terroristas, fueron desvirtuados ante la Fiscalía, empero, las presiones a las que ha sido sometido nuestroartista para que acepte ese cargo, son dramáticas. Prueba de ello, son las innumerables dilaciones de las audiencias, en algunas ocasiones por la inasistencia de algunos abogados, en otras, por ausencia del Fiscal, y en últimas por negligencia del INPEC. Estas anormalidades en el proceso no han permitido llegar a la etapa de juicio y, posterga la permanencia indefinida de Carlos en prisión. A estas duras circunstancias, se le suma la desidia médica del estamento carcelario, quien demoró una urgente cirugía, para retirarle a Carlos algunos cálculos biliares. Los lectores que han sufrido esta enfermedad entenderán lo doloroso y el peligro que acarrea, permanecer meses con ese mal, lo que constituye un acto de crueldad y de tortura.

En febrero de 2012 se dio el Vencimiento de Términos para el caso -según el numeral cinco del artículo 317 de la ley 906 de 2004- ya que la Fiscalía para ese momento no había presentado el Escrito de Acusación y habían pasado más de 90 días desde que se presento la acusación. Aunque los abogados demandaron esto, la fiscalía presento después de la fecha su denuncia. Pese a todas estas adversidades, el proceso está próximo a entrar en la fase de Juicio, pero por los nueve aplazamientos de la Audiencia Preparatoria al Juicio Oral, no se ha podido llegar a la etapa final. Parece que el proceso esta truncado por infinidad de maniobras que buscan retener al artista el mayor tiempo posible o para que se auto determine culpable.

En suma, el caso de este cantante ejemplifica, la persecución metódica que el Estado Colombiano, practica sobre los artistas populares, a la oposición política, a las manifestaciones populares y algunos lideres que son reconocidos por su capacidad de movilizar y entablar procesos por la reivindicación de los derechos de múltiples sectores de la sociedad. Hacemos un llamado de atención a las instituciones gubernamentales que trabajan en el caso de Lugo, pero principalmente a las organizaciones sociales que han compartido los ideales y los espacios de trabajo colectivo con él, a los movimientos políticos y a las personas del común, para que se comprometan en la consecución de la libertad, tan anhelada por la familia y por el mismo Carlos Lugo, este año que inicia.


Por: Corporación Memoria de Centro Oriente
En: Marcha Patriótica

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas