sábado, 27 de abril de 2013

Criticas a la limitacion a la participacion en el Foro ONU - UN

Ciudad Universitaria, 26 de Abril 2013


Profesores:

Ignacio Mantilla Prada
Rector Universidad Nacional
Alexander Gómez
Vicerrector Investigación Universidad Nacional
Carlos Medina Gallego
Docente Facultad de Derecho
Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz

Con profunda preocupación, e indignación, notamos la forma en que fue distribuida la participación en el segundo foro a solicitud de la mesa de diálogos de la Habana, sobre Participación Política. Contrario a lo expresado por el Docente Alejo Vargas sobre la participación en dicho escenario, que se desarrollará este fin de semana, que aseguró: el objetivo del espacio del espacio es facilitar la participación de la sociedad civil y de la ciudadanía en general, para que planteen propuestas sobre este segundo punto de discusión y los subtemas definidos.1

Dicha preocupación nace por la concepción misma de los actores que se consideran centrales en la construcción de dicha discusión. No entendemos como el profesor Medina, quién desarrolla investigación sobre el conflicto armado en Colombia, no logra reconocer y mucho menos garantizar la participación de actores sociales y populares – movimientos sociales -, restringiendo con ello la participación política a partidos tradicionales, o institucionalistas, en menosprecio de nuevas formas de participación y construcción política en el país, como por ejemplo, la MANE, el estudiantado, y otros movimientos sociales del País. Consideramos, firmemente, se trata de una posición académicamente insostenible, y políticamente incorrecta.

La definición de lo político, y es un elemento presente en la obra de Medina – razón que nos sorprende -, no se restringe a la forma partido, circunscrita únicamente a los escenarios electorales como forma, garantía y esencia de la democracia, de la participación política. De hecho, la actualidad del País, los nuevos sujetos en el panorama político – la MANE entre ellos – evidencian que otras formas de participación, que no cabe duda son políticas.

Además de lo insostenible académicamente, a menos que apelemos a las clásicas, superadas y restrictivas definiciones de lo político; es desacertado desde todo punto de vista dicha limitación a la participación: en primer lugar, la posibilidad de discutir acerca de la participación política en el marco de la Paz, implica, exige, ampliar la participación de actores y sujetos de modo tal que reflejen la diversidad de formas, expresiones y apuestas en ese sentido. Actuar en contrario es de plano confrontar el tema mismo del foro, restarle importancia y alcance. En segundo lugar, una dinámica de distribución de plazas desproporcionada de los escenarios sociopolíticos no partidistas, con respecto a partidos tradicionales, menosprecia actores que han apelado a dinámicas no institucionales como reclamo, cuestionamiento y alternativa a un sistema político excluyente y cerrado como el que vive el País. Justamente ese es el tercer aspecto más paradójico: la UN participando de un escenario de Participación Política, que en la práctica la restringe, reproduciendo el actual régimen político, que esta en la base de las discusiones necesarias e impostergable acerca de cómo edificar un País en Paz.

Como estudiantes, hemos demostrado en los últimos tiempos que tenemos la madurez, necesidad y disposición de aportar en la construcción de un País con Soberanía, Democracia y Paz. Este aspecto ha sido claramente demostrado, y lo hemos hecho explicito como representantes estudiantiles en algunos cuerpos colegiados, así como lo demuestran iniciativas estudiantiles alrededor del tema. No entendemos, y de hecho rechazamos, la forma excluyente en que fueron distribuidas las plazas para participar en ese espacio. Reclamamos mayor participación, no solo de la comunidad universitaria – a todas luces excluida -, sino de movimiento sociales y populares en la discusión; así mismo, exigimos proporcionalidad entre las expresiones políticas tradicionales y las nuevas que han emergido en el País. Actuar de otro modo es negar históricamente la magnitud de esta discusión, reproducir los esquemas de participación del País, ubicados innegablemente en el fondo de los problemas del País que claman solución.

Atentamente
Representantes Estudiantiles Universidad Nacional de Colombia

1 http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/inicio.html

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas