jueves, 23 de mayo de 2013

¡Alto a las acciones antisindicales y fascistas contra SINTRAUNAL en la Universidad Nacional de Colombia!




Muchas veces hemos hablado de que en Colombia la política de aniquilación de las organizaciones sindicales no solo ha sido desarrollada desde el punto de vista militar y desde el exterminio selectivo de dirigentes y cuadros de los trabajadores, sino que la actividad antisindical más importante desarrollada por las fuerzas de derecha en nuestro país en contra de las organizaciones gremiales y populares, ha sido la guerra ideológica que ha logrado poner a un sector grueso de la población a repetir el discurso del régimen en contra de los sindicatos a quienes se les acusa de acabar con las empresas, a sus integrantes de vagos y a sus dirigentes de auxiliadores de la guerrilla, merecedores de desprecio, persecución, maltrato,hostigamiento, despidos y muerte.


Esta política dedescrédito y persecución ha sido generada al interior de las empresas con lautilización de toda suerte de estrategias para aislar –cuando no coptar– de labase de trabajadores a los dirigentes sindicales, logrando la desaparición delos sindicatos por lo que coloquialmente se conoce como sustracción de materia,siendo remplazados por otras formas organizativas, por lo general ideadas porlos patronos, para que sirvan a sus propósitos de explotación y al logro desbordado de ganancia con lamínima resistencia.

Por desgracia laUniversidad Nacional de Colombia no ha sido ajena a la implementación de estaspolíticas con agravantes: que en las aulas se predica de forma descarada elodio hacia los trabajadores que protestan y que muchos docentes hacen valer supoder desplazando al personal sindicalizado por considerarlos un problema ogeneran toda clase de acciones de acoso y maltrato para tratar de mellar lavoluntad de lucha de los agremiados.

Ejemplo de ello eslo que ha venido sucediendo desde que se dio por terminado el movimiento deasamblea permanente liderado por el Comité Pro-Mejora Salarial luego de lo cualse ha desatado una cacería de brujas sin precedentes en contra de variosactivistas que lideraron el movimiento y la conformación de grupos de choquedenominados antibloqueos quienes, nosolo se preparan para supuestamente evitar nuevos paros, sino que emprendenacciones jurídicas para tratar de contrarrestarlos.

Respecto a esto,son bastante preocupantes casos como el de un compañero trabajador de lasección de contratación a quien su jefe, Claudia Patricia Barahona, decidiótrasladarlo –por haber respaldado de manera decidida y abierta al Comité Pro-MejoraSalarial y por ejercer de forma activa su participación sindical en SINTRAUNAL–valiéndose para ello de los   buenosoficios del vicerrector encargado Ismael Peña, con quien tiene fuertesvínculos, gracias a que éste se encuentra tramitando un contratico de 11 milmillones de pesos en esa Dependencia, tal vez sea ésta una muestra de aquellafrase que reza “amor con amor se paga” y para eso, como vicerrector le hizo elfavor a la fulana de expedirle una resolución de traslado de nuestro compañeroy así deshacerse del problema sindical que la aquejaba, desconociendo adrede laexistencia de un Acuerdo de no represalias firmado con el Comité y pasando porencima del fuero circunstancial que ampara a todos los afiliados a SINTRAUNALpor estar en plena negociación de pliego. Al exigir explicaciones sobre elasunto la respuesta descarada de la administración es que no se trata de untraslado arbitrario sino de un reconocimiento al compañero por estar tan biencalificado, es decir, que se trató prácticamente de un ascenso, en el que se ledesconoce el perfil profesional y, claro está, ¡sin más sueldo!

De igual manera, denunciamosel caso de otro compañero, funcionario de ingeniería electrónica, a quien sujefecillo inmediato, el profesorDemetrio Martínez, mantiene bajo constante acoso y maltrato laboral desde haceya un largo año por, según él, haberse dañado al hacerse parte activa delsindicato SINTRAUNAL. Este caso es uno de los más aberrantes pues, no contentocon quitarle funciones, lo somete a toda clase de maltratos tratándolo debruto, incapaz e ineficiente, incluso delante de representantes de la oficinade “Talento Humano”, sin el menor asomo de vergüenza.

Otro caso es el deun compañero de Ciencias Humanas a quien le bastó haberse opuesto a la entradade unas trabajadoras contratistas amigas del Decano, Sergio Bolaños Cuéllar, paraque éste, de manera inmediata, solicitara su traslado como castigo por haberseosado a hacer efectiva la asamblea permanente en esa Facultad, nuevamente con lamirada y la actuación cómplice del autodenominado“Talento Humano” y la resolución de una vicerrectoría tramitadora de caprichosy deseos de jefecillos maltratadores.

Y como si fuerapoco, hacemos referencia de un compañero del Departamento de Geociencias, aquien su jefecillo, ModestoEusebio Portilla, lo ha maltratado de distintas formas recurriendo al aislamiento,la supresión de funciones y el señalamiento de incapaz, ineficiente y obsoleto,con el agravante de que tiempo después, sin siquiera ser ya su superior inmediato,se valió de la calificación de servicios para amedrentarlo y ponerlo en el filode la navaja de una posible destitución,todo esto nuevamente bajo la mirada cómplice del famoso grupo de “Talento Humano”.

Y el colmo deldescaro sucede con el caso del grupo sindicalizado en SINTRAUNAL y que laboranen la Editorial U.N., compañeros quevienen siendo víctimas del acoso y el desplazamiento más descarado por partedel jefecillo de esa Dependencia,Óscar Fernando Castellanos Domínguez, quien se ha encargado no solo de dejarsin trabajo a los empleados sino a desaparecer y terminar de privatizar la Editorial.Castellanos sí llegó a ponerle su propio sello editorial a la divulgación del conocimiento,dándole paso abierto a la tercerización, fortaleciendo la contratación detrabajos editoriales con empresas privadas, con argumentos como laobsolescencia de los equipos de impresión, la supuesta incompetencia de losfuncionarios, la supuesta inminente desaparición de la labor de impresión offset o plana y la, según él,responsabilidad de todos los trabajadores por los malos manejos directivosanteriores de esa Dependencia. Por ello justifica su necesidad de contrataciónde personal por ODS para que realice lo que siempre han hecho los trabajadoresde planta, a quienes –paraquitar de su camino– viene solicitándoles el traslado a otras Dependencias,pues los contratistas, según él, son muchomás eficientes. Y como muestra de su poder y su cercanía con la administraciónde la Universidad, acompaña su gestión liquidadora de una muy agresiva estrategiade terror desplegada en contra de los trabajadores, de manera            individual, todo esto de nuevo conla mirada complaciente del pusilánime grupo de “Talento Humano”, que ni tiene talento, ni piensa ni tiene políticasclaras para los humanos que en esta Institución trabajamos.

Por último, denunciamospúblicamente el caso aberrante de acoso laboral contra una compañera auxiliarde enfermería, quien desempeña sus funciones en un laboratorio de la Facultadde Enfermería quien, después de terminada la asamblea permanente, fue víctimade un traslado arbitrario firmado nuevamente por el ya mencionado vicerrectortramitador, producto de la carta desolicitud presentada por la Decana Renata González, al día siguiente de haberselevantado la  asamblea permanente deTrabajadores. La excusa no pudo ser más descarada, pues según la Decana, setenían quejas de la compañera desde el 2009, aunque sus valoraciones al méritoindican todo lo contrario. Se presentó este caso a la Comisión de Seguimientode los acuerdos firmados con el Comité Pro-Mejora Salarial el pasado 18 demarzo, y al propio Vicerrector General, firmante de dichos acuerdos, sin lograrsolución alguna hasta el momento. A la espera de la solución de este conflicto, nuestra compañera se negó atrasladarse, lo que desencadenó la furia incontenible de la decana, quien no contenta con poner en tela de juicio elbuen nombre de la compañera, se dio a la tarea de generarle un ambiente delabor insoportable con estudiantes y docentes, lo que obligó a la compañera altraslado definitivo al Departamento de Genética, como una medida de protección,para lo cual debía disponer lo necesario para la entrega del cargo a suremplazo en la Facultad de Enfermería.

Sin embargo, por suinsaciable saña, no quedó contenta con haber logrado el traslado arbitrario dela compañera, sino que el día 21 de mayo, por orden de la Decana, a las ocho dela mañana nuestra compañera fue víctima de un intento de allanamiento, con la complacencia y participaciónde Iván Pedraza, jefe de vigilancia de la Universidad, y cuatro de sus  lacayos, uno de ellos Helbert León quien –concámara en mano– filmaba, según sus palabras, las cachetadas que nuestra compañerale propinaría a la Decana; con la complicidad de la funcionaria Lucía Garzón, de la oficina de “Convivencia y cotidianidad”,dizque defensora reconocida de derechos humanos; con la presencia de un trabajadorde la sección de mantenimiento, quientenía la instrucción de cambiar las guardas del laboratorio, y de un  contratista de la sección de inventarios, quien recibió la orden verbal dela jefe de esa sección, Doris Cuervo, para que, supuestamente, acompañara la entrega del inventario. En fin, todoun sainete orquestado por la profesora Renata González, enmarcado en lailegalidad, el abuso, el maltrato y la extralimitación de funciones por partede quienes en este acto ignominioso participaron, todo lo anterior otra vez conla mirada y la actuación cómplice de la oficina de “Talento Humano”.



Entonces, quedanclaras varias cosas: que en la Universidad Nacional de Colombia también se estáante la realidad del acoso laboral, lapersecución sindical y la adopción de políticas tendientes a mellar la moral yla capacidad de protesta de los trabajadores sindicalizados en SINTRAUNAL –conla posible pretensión de que tomen la determinación de abandonar el camino dela organización y la lucha– acudiendo a la vía más expedita: la represión, lapersecución y el escarnio; que en la Universidad existe una especie de cercolegal, que le permite a la administración de turno la aplicación o no de la ley,según sus conveniencias, que se genera a partir de la mala utilización de laautonomía aplicada a conveniencia; que lasoficinas de personal autodenominadas hoy como de “Talento Humano” –gracias a lamirada empresarial que se le viene dando desde hace rato a la Universidad–,siguen siendo simples tramitadoras de caprichos personales de toda clase dejefecillos y, queda claro también que las vicerrectorías, para complacer a susáulicos, dejan de lado los asuntos de la alta política institucional para dedicarse a expedirresoluciones de traslado de funcionarios sindicalizados considerados comoproblema y estorbo para la administración de las Dependencias y de laUniversidad.

Para terminar, es importante entonces que los trabajadores asuman la actitud de mantener incólumela decisión de permanecer unidos y organizados, para entre todos resistir las embestidas del régimen y de las administraciones de turno empeñadas en la desaparición de la Universidad como patrimonio público de los colombianos.

¡ALTO A LOS ATROPELLOS Y LA PERSECUCIÓN CONTRA LOS TRABAJADORES ORGANIZADOS EN SINTRAUNAL!

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL

Bogotá, 23 de mayo de 2013

sintraunal@gmail.com

Fuente:SINTRAUNAL

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas