miércoles, 18 de diciembre de 2013

Salida de Ricardo Gómez no calmó la tensión en la U. de Caldas



El nombramiento como rector (e) de Carlos Alberto Ospina no calmó los ánimos que pusieron en riesgo la finalización normal de las actividades académicas en la Universidad de Caldas. Mientras que para el editorial del diario La Patria, "se ha dejado el camino despejado para continuar en un proceso de mejora de la calidad educativa y mantener el liderazgo regional en este sentido", para el representante de los profesores en el Consejo Superior, Juan Carlos Yepes, Ospina representa será la continuación y profundización del estilo autoritario del saliente rector Ricardo Gómez.

Ospina fue elegido por la mayoría de miembros del Consejo Superior, y a juicio del diario La Patria, "su tarea es preparar la institución para el cambio y facilitar la reforma estatutaria que permita cumplir los acuerdos, luego de las protestas que paralizaron la institución y tienen el calendario académico trastrocado", a la vez que destaca la gestión de siete años de Ricardo Gómez al frente de la Rectoría. "Al poner las cosas en el fiel de la balanza no se puede ser tan ciego para no entender que se ha dejado el camino despejado para continuar en un proceso de mejora de la calidad educativa y mantener el liderazgo regional en este sentido", dice el diario.

Algo muy distinto piensa la representación profesoral, que en cabeza de Juan Carlos Yepes también representante del profesorado en el CESU, y para quien la elección de Osorio fue el resultado de la alineación de las mayorías del Consejo Superior, "que a su vez son las minorías frente a los que conformamos la comunidad universitaria en sentido estricto", en torno del nombre de Carlos Alberto Ospina Herrera, "un ex Decano, de la administración de Ricardo Gómez Giraldo, seriamente cuestionado por hacer dejación del cargo, sin terminar un periodo para el que fue escogido, ex Consejero del máximo cuerpo colegiado de la universidad de Caldas que siempre fue incondicional subordinado del Rector, ¿puede ser la fórmula para la transición tranquila y serena que la comunidad universitaria esperaba, necesitaba y exigía para los momentos difíciles por los que atraviesa el Alma máter? La Respuesta desde mi perspectiva es contundente: No", dice Yepes.

Por ello, hace un llamado a todos los sectores de la sociedad manizaleña a estar vigilantes y a apoyar un "pliego de peticiones denominado exigencias mínimas para la recuperación de la autonomía en la Universidad de Caldas".

Todo indica que no van a ser fáciles los próximos meses de puja electoral por la rectoría en propiedad de la más importante universidad pública de Caldas.

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas