martes, 1 de mayo de 2012

México: Violencia extrema contra estudiantes en Michoacán


Desalojo en Casas del Estudiante de la universidad. “Aquí se violó la autonomía universitaria y es el colmo que el rector, Salvador Jara Guerrero, afirme que no pasó nada, aunque hayan entrado con armas a las casas de la Universidad”.

Todo empezó la madrugada del sábado 28 de abril, cuando llegó la fuerza pública del Grupo de Operaciones Especiales GOE y arremetió con todo contra los estudiantes que dormían en las Casas del Estudiante 2 de Octubre y en la Nicolaíta, en el centro histórico de Morelia, Michoacán. En la Nicolaíta los estudiantes se defendieron pero se impuso la fuerza de la policía. Más tarde, alrededor de las 11 de la mañana, llegaron a la casa Lucio Cabañas. Víctor, de 21 años y estudiante de la Facultad de Derecho, relata que llegó la policía “aventando gases lacrimógenos, golpes y propinando toletazos a todos los que encontraron. Se robaron nuestras pertenencias, detuvieron a los que pudieron y se los llevaron con mucha violencia”.

Desde el jueves 26 el ambiente se tensó en la capital de Michoacán, cuando los estudiantes de la Coordinadora de Universitarios en Lucha se movilizaron para exigir a las autoridades universitarias presupuesto para ir a los pueblos más alejados y más pobres del estado a difundir la actual convocatoria de ingreso a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH). Sin obtener la respuesta deseada, los estudiantes retuvieron 12 vehículos oficiales, según versión gubernamental que los estudiantes no han desmentido.

Click to enlarge image Morelia-1-701x439.jpg

La respuesta del gobierno estatal “fue dura y sumamente violenta”, señalan familiares de los 194 detenidos oficialmente (aunque los estudiantes señalan que fueron 240, además de un estudiante asesinado y seis heridos de gravedad). Entrevistados por Desinformémonos en las afueras de la Procuraduría Regional, mientras esperan que alguien les ofrezca información sobre el paradero y destino de sus hijos y hermanos, señalan que están “muy desesperados y angustiados”, pues los primeros cuatro estudiantes que salieron este domingo 29, aproximadamente a las 20 horas, presentaron signos “de graves golpizas”.

El sábado y domingo se realizaron concentraciones de repudio a la violencia estatal ejercida contra los estudiantes, tanto en la Procuraduría Regional como en el Palacio de Gobierno.

Por la tarde del domingo, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) anunció que identificó a 10 de los 194 moradores de las casas de estudiante de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo que fueron detenidos el sábado pasado, a quienes se consignará por los delitos de robo, daño en las cosas y lo que resulte; por otro lado, liberó a 15 menores de edad en quienes no encontró responsabilidad directa en los hechos pero que salieron bajo reserva. El resto de los detenidos empezó a salir a cuenta gotas a partir de las ocho de la noche.

Desde los separos de la Procuraduría, a donde tuvo un acceso un contacto de Desinformémonos, se reporta que también hay un detenido de la comunidad de Cherán. “Donde me encuentro hay como 28 estudiantes sentados en el pasillo. Al estudiante Javier Francisco Durán García le pegaron pero no lo torturaron. A otros sí. Una chica tiene un hermano en la Casa 2 de octubre y asegura que cuando llegó la policía del Grupo de Operaciones Especiales, dispararon balas de goma y su hermano saltó por la azotea y quedó severamente golpeado”.

Click to enlarge image Morelia-3-299x450.jpg

En Michoacán las Casas del Estudiante son una conquista y una tradición. Actualmente existen 36 albergues con una población de más de 5 mil estudiantes.

“Aquí se violó la autonomía universitaria y es el colmo que el rector, Salvador Jara Guerrero, afirme que no pasó nada, aunque hayan entrado con armas a las casas de la Universidad”, señala Patricia, de 21 años, desde la plaza Melchor Ocampo, en el centro de la ciudad.

“¡Fausto decía que todo cambiaría y sigue siendo la misma porquería!”, gritaron durante todo el día los familiares, amigos y colectivos solidarios con los estudiantes detenidos y golpeados. El gobernador señaló que “no se deben confundir las luchas sociales con actos delictivos”.

Por su parte, el profesor Orlando Aragón Andrade, catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad Michoacana, señaló que “el clima entre los estudiantes está muy enrarecido y las opiniones se han polarizado. El discurso oficialista que se jacta de haber ‘metido en cintura’ a los ‘delincuentes’ que además ‘ni son del estado de Michoacán’ es muy peligroso pues ha provocado que se exacerben las tendencias xenófobas y la estigmatización hacia los estudiantes de diversos estados del sureste como Oaxaca, Chiapas y Guerrero”.

Aragón Andrade explicó que “hay otro sector de los universitarios que está muy indignado y que ha sumado esfuerzos para convocar a mítines, como el que hoy (domingo) fue convocado por medio de las redes sociales en la plaza Melchor Ocampo”. También, dijo, se está convocando a una marcha el 1 de mayo.

El catedrático coincide con la versión del comunicado emitido por las casas de estudiantes, al asegurar que, aparte del operativo de madrugada, hubo otro a las 10:50 de la mañana con alrededor de 50 camionetas de la policía estatal, en el que fueron detenidos 10 estudiantes en la casa Lucio Cabañas. “Fue algo muy indignante e impactante. Nunca habíamos visto un desplegado así. Los policías que iban en las camionetas portaban metralletas y armas largas”, detalló el abogado.

Click to enlarge image Morelia-4.jpg

Desde el mediodía del sábado empezaron a llegar a Morelia familiares de los estudiantes detenidos. Procedentes de lugares muy alejados de la capital, muchos de comunidades indígenas, pasaron toda la noche en las instalaciones de la Procuraduría sin que nadie les informara nada.

Los primeros estudiantes liberados informaron que durante su detención los golpearon en todo el cuerpo y que “cada vez que se oían manifestaciones afuera a nosotros nos golpeaban más”.

En estos momentos, reportan, hay una “desbandada” de estudiantes a sus comunidades. “Hay mucho miedo y tensión” y se temen mayores represalias. Por eso, insisten los entrevistados, “no podemos dar nuestros nombres”.

Al cierre de esta edición (23 horas del domingo 29 de abril) hay una valla de policías afuera de las Procuraduría “con el fin de ir subiendo a los liberados a unos autobuses con destino a la casa Nicolaíta y al hospital, pues hay muchos lesionados”, detallan desde Morelia.

Fuente: Kaos en la Red

Traducir esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Buscar noticias en esta página

Campaña Educación Propuesta y Camino para la PAZ

Campaña Educación Propuesta y Camino para la PAZ
Encuentre aquí los principales documentos.

Siguenos en...

Siguenos en...

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas