viernes, 28 de septiembre de 2012

Consejo estudiantil rindió cuentas en Universidad de la Amazonía

Tres directivos del Ceunam presiden la asamblea informativa
En medio de incierta calma y aparente normalidad, en ese ambiente bastante enrarecido por el invisible pero omnipresentes rumor y el chisme, un centenar de estudiantes reunidos en forma de asamblea informativa en las escalinatas de la plaza ‘Jaime Pardo Leal’ de la Biblioteca, atendieron la rendición de cuentas y la respuesta a otras acusaciones y señalamientos de los opositores de Ceunam, quienes no esconden su apoyo incondicional al grupo tras el poder en la Universidad.

El vocero más reconocido del grupo de estudiantes, Carlos Santiago, habló en la Asamblea para reconocer que no es cierto que haya fraude y corrupción en la actual junta directiva del Ceunam y reiteró su interés de que se reformen los estatutos de la organización y se convoque a elecciones generales.

Ellos son la manifestación práctica de la posición de las directivas frente a una serie de problemas que estallan en sus narices, como consecuencia de un mal estado de las cosas durante más de 15 años en la Universidad de la Amazonia.

Atentos,más de un centenar de estudiantes siguó el curso de la asamblea informativa.
En una extensa intervención los directivos del Ceunam Henry Alexander Cortés Martínez, Leonel Tovar Vargas y Andrés Baquero, dieron respuesta contundente: la actual junta directiva del Ceunam no ha recibido de la actual administración el dinero recaudado con la matrícula con destino a la organización estudiantil.

La transferencia de este recaudo al Ceunam fue suspendida por la administración desde el 2008, justo cuando perdieron el control de la misma a través de varios exdirigentes estudiantiles que hoy ocupan un renglón en la nómina del rector Leonidas Rico Martínez: Edwin Millán, actual vicerrector Académico; Wilmer Patiño, anterior en ese mismo cargo; José Manuel Garzón, alfil de la administración; y César Barón, actual profesor de la Universidad.

Los directivos del Ceunam concluyeron también que a quienes debe pedirse cuentas es a estas personas, por más de 120 millones que recibieron y administraron; y al mismo rector, responsable final de los graves problemas de corrupción que han traído para la universidad una cuantiosa afectación patrimonial y el progresivo deterioro de la calidad académica, al punto de ocupar hoy uno de los últimos lugares.

Alexander y Albeiro, minutos previos a la asamblea.
No obstante, explicaron el destino de otros aportes, señalando una a una las cuantías invertidas en cada una de las actividades y exhibiendo los soportes contables. En pocos días, en la medida que existan los recursos entregaran ese mismo informe por escrito a todos los representantes.

Por otra parte, afirmaron haber logrado demostrar que tras el reclamo de las cuentas, el interés real es sabotear la protesta y desprestigiar a los dirigentes a través de la manipulación y la cooptación de organizaciones creadas con ese propósito, en alusión directa a ‘Tu también cuentas’, xx y la nueva asociación de profesores.

Para Aspu, el Ceunam y otras organizaciones no cabe duda que de tras de los letreros y Alexander y Albeiro, minutos previos a la asamblea.rumores están las “tres” familias que han convertido la universidad en una “famiempresa”.

Otros estudiantes fueron más directos y llamaron “vendidos y mercenarios” a los estudiantes que ellos identifican con la administración.

Contra viento y marea, continuará el movimiento huelguístico, que insiste en una respuesta positiva a sus demandas y que reclama la presencia del rector en los debates.

Los estudiantes desestimaron la repuesta escrita que envió el rector porque “no dice nada” que no sea “lavarse las manos” y “excusarse diciendo que el consejo superior no puede sesionar porque uno de sus miembros está en vacaciones”.

Noveno día

Un poco más delgado pero con el mismo estoicismo del primer día, Albeiro Benítez, estudiante presidente del Consejo Estudiantil de la Uniamazonia –Ceunam– mantienen su decisión no ingerir alimentos, salvo los sueros de hidratación oral, hasta “sus últimas consecuencias” y responsabiliza al Rector y a quien ahora exige que renuncia “porque le quedó grande la universidad”.

fachada elocuente
Por otra parte, el estudiante continúa recibiendo el apoyo no solo de otros de sus compañeros, sino de personas afines en diferentes lugares. La fachada del edificio de la administración dentro del campus universitario, simboliza como ninguna otra cosa la situación. Cinco grandes banner en policromía anuncian la llegada o la presencia de los “pares calificados” que intervienen en el trámite del registro calificado del programa de Administración de Empresas. Y junto ellos los otros letreros, los que dan cuenta de la huelga de Albeiro, del rechazo a la homofobia y que reclaman la presencia del Rector: “6 días y el rector Leonidas Rico como siempre no da la cara”.

Desde el pasado martes 18 se septiembre, a las 6:00 p.m., Albeiro Benítez armó campamento en la entrada de la Universidad de la Amazonia; se cosió cuatro puntos en la boca e inició una huelga de hambre para que el rector y el consejo superior atienda la solución de un pliego de peticiones.

Por: César Useche 

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas