miércoles, 5 de diciembre de 2012

Cuba en la IV Cumbre Mundial sobre la Innovación de la Educación



Una delegación de Cuba participó en el recién concluida IV Cumbre Mundial de la Educación auspiciada por la Qatar Foundation. Los doctores Rolando Forneiro Rodríguez, Viceministro del Ministerio de Educación; Lidia Turner Martí, Presidenta de Honor de la Asociación de Pedagogos de Cuba y quien escribe, profesor titular de la Universidad de Ciencias Pedagógicas “Héctor Alfredo Pineda Zaldívar”, integraron el colectivo de más de dos mil expertos y líderes mundiales en materia educacional invitados por WISE.

La Conferencia se desarrolló los días 13-15 de noviembre, bajo el lema "Colaborando con el cambio" y contó con representantes de 100 países, en particular procedentes de las áreas geográficas de mayores retos educacionales en África, Asia y Oceanía. De América Latina y el Caribe participamos una veintena de profesores, directivos escolares y activistas de ONGs de Argentina, Brasil, Cuba, Chile, Ecuador, Guatemala, Haití, México, Perú y Paraguay, comprometidos con el avance de la cultura y el conocimiento entre y desde nuestros pueblos.

Los objetivos de WISE

El espacio de colaboración de WISE creado por la Qatar Foundation en el 2009, bajo el liderazgo de Su Alteza Sheikha Moza bint Nasser, Presidenta de la Fundación, sostiene una voluntad que más que en discursos, se expresa en acciones concretas. Así en esta última Cumbre, se anunció la puesta en marcha de la iniciativa “Educate a Child” que pretende movilizar recursos y hallar soluciones ante la problemática de 61 millones de niños, que en el planeta carecen del derecho a la educación. El proyecto ya lleva adelante veinte acciones en África, el Oriente Medio y Asia. Hay 22 países donde más de la mitad de la población es analfabeta, y quince de ellos están en África y esta también es una prioridad para WISE.

En el Caribe desde el 2010 la WISE Haiti Task Force, ayuda a las autoridades haitianas a implementar soluciones innovadoras para reconstruir el sistema de educación del país. Bien recibimos los caribeños la entrada de WISE en Haití, después del terrible terremoto que azoló el país y la ejecución inicial de otros veinte proyectos, y más apreciamos su continuidad en el tiempo, luego de que muchas de las fundaciones y ONGs internacionales terminado el impacto mediático del desastre, fueron abandonando a su suerte a nuestros hermanos haitianos.

Los objetivos que proclama WISE, comparten la preocupación central siempre vigente en los padres y maestros, niños y jóvenes, por el futuro digno, culto y sostenible que merece y necesita cada persona y a la vez la colectividad humana como totalidad. Tales propósitos son consensuales con el movimiento magisterial, estudiantil y educacional que lucha contra la herencia de exclusión y las brechas educacionales, científicas y tecnológicas creadas por siglos de explotación colonial y neocolonial. También se conectan con el actual combate que se despliega en Europa y Norteamérica, ante la ofensiva neoliberal, y el fin de los pactos de hegemonía capitalista sustentados en los ya precarios “Estados de bienestar”. Es que frente el peligro de desaparición de la especie hombre-mujer, que oportunamente denunciara el líder de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz en su Mensaje a la Conferencia Internacional sobre el Medio Ambiente de Río en 1992, el logro de una real cobertura educacional, su equidad, democratización y calidad, se evidencia como una de las tareas globales de mayor trascendencia.

Desde las más diversas concepciones ideológicas, filosóficas, religiosas y políticas, todos los que poseemos el sentido histórico de las amenazas que se ciernen sobre la vida y el planeta, desde la carrera armamentista, las guerras en curso, la depredación del ecosistema-Tierra, la pobreza y exclusión social y el enajenante consumismo, apostamos a la inteligencia cultivada en los valores de la paz, la amistad y la colaboración, como seguro valladar frente al actuar irresponsable de los grupos más voraces del capital transnacional y sus Estados matrices. Tal preocupación-ocupación latió entre los asistentes a WISE 2012, que contaron además con el eficiente entono de realización que ya se ha convertido en una fortaleza de estas cumbres: Un alto desempeño profesional de los organizadores, la lograda amplitud de escuelas pedagógicas, concepciones didácticas y metodológicas, la calidad de la propuesta de debate, y la acertada concurrencia de exitosos maestros de base, especialistas, activistas de la sociedad civil, comunicadores, sujetos de la empresa pública y privada, junto directivos gubernamentales de organizaciones estatales, regionales y mundiales.

Desde la visión estratégica sobre las urgencias educacionales que promueve la plataforma WISE, los latinoamericanos y caribeños presentes en esta cita del 2012, acordamos constituir un grupo de trabajo con el propósito de incrementar el aporte de la región, en las líneas principales de la innovación educativa y la calidad de la educación.

Cuba y WISE

Los educadores cubanos compartimos los objetivos de WISE y en particular la Meta Milenaria (MDG2) de Desarrollo para lograrque cada niño tenga acceso a un currículo completo de enseñanza primaria de calidad. También acompañamos los esfuerzos contra el flagelo del analfabetismo que afecta a más de 771 millones de personas, y consideramos decisivo el eje que prioriza la innovación tecnológica y la calidad educativa que preside la convocatoria de esta organización qatarí. La Revolución ha hecho posible que nuestro pequeño archipiélago ostente en el más reciente Informe de Seguimiento de la Educación para Todos de la UNESCO, el lugar 16 entre las 120 naciones censadas, supere a Estados Unidos que está en el puesto 25, y encabece a Latinoamérica y el Caribe. Esta riqueza cultural y la experiencia pedagógica y tecnocientífica que la hace posible, está a disposición de la colaboración internacional.

El programa “Yo sí puedo”, Premio Alfabetización 2006 Rey Sejong de la UNESCO, creado y puesto en práctica por los pedagogos cubanos en 15 países, demuestra que es posible una metodología para alfabetizar con eficiencia, que emplea en su aseguramiento sólo la tercera parte de los 160 dólares por analfabeto calculados por la organización de las Naciones Unidas, como base de costo promedio de los programas masivos de alfabetización. Este programa, que Cuba ha ofrecido gratuitamente a los países con menos recursos, ya ha logrado liberar del analfabetismo a seis millones de personas.

Con el “Yo sí puedo” se declararon libres de analfabetismo Venezuela, Bolivia y Ecuador, países de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), y continúa tal gesta cultural en otras naciones de la propia Alianza, y en un creciente número de pueblos de la región, de África y Oceanía, y también en las zonas de pobreza de naciones como Canadá y España. Además, están en curso diversos programas de asistencia y asesoría, encaminados a mejorar los sistemas educativos y los programas de formación de maestros en distintas instituciones escolares y universidades de más de 30 países. La colaboración internacionalista cubana abre una realidad, y a la vez condiciona la cercanía de propósitos humanistas y el diálogo perspectivo –de aportar, aprender y reaprender- con proyectos como los que impulsa WISE.


Por Felipe de J. Pérez Cruz
En: Clarín

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas