sábado, 8 de diciembre de 2012

No nos perjudiquen más: Profesores universitarios


Los rectores, jefes de programa y docentes de las universidades públicas del país han declarado su indignación y rechazo a las modificaciones salariales que se vendrían con la aprobación de la reforma tributaria que se discute en el Senado.

Los maestros de la Universidad de Antioquia, la Industrial de Santander (UIS) y la de Caldas se mantienen en asamblea permanente. “Debemos expresar con toda fuerza, contundencia y respeto la defensa del salario de los servidores públicos de las universidades”, dijo en días pasados Alberto Uribe Correa, rector de la Universidad de Antioquia.

Y es que los voceros de los docentes, como Elena Stashenko (de la UIS), aseguran que de aprobarse el artículo que les elimina la exención del pago de los impuestos del 50% de su salario (a la que tienen derecho hace 20 años, como vía para compensar sus bajos sueldos), va a ser imposible retener profesores altamente capacitados en las universidades.

Según la Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia, con la reforma los salarios se reducirían entre un 15 y un 20 por ciento. “Es lógico que muchos preferirán irse a trabajar al sector privado, al exterior o renunciar a su vocación docente. No es sólo un atentado hacia nosotros, sino hacia la calidad de la educación superior”, expresó Elena Stashenko.

El presidente del Sistema Universitario Estatal (SUE), Luis Enrique Arango, consideró inconcebible el hecho de que las universidades públicas lleven más de dos años pidiéndole al Gobierno más recursos para mantenerse en pie (pues según los rectores les faltan $240 mil millones adicionales) y ahora se vayan a ver disminuidos los ingresos de los docentes. “No nos perjudiquen más”, dijo Arango.

En comunicación con El Espectador, fuentes cercanas al senador Juan Mario Laserna, uno de los principales ponentes de la reforma, aseguraron que el planteamiento del texto frente a la disminución de los salarios a los maestros es “un total despropósito, teniendo en cuenta que estaríamos igualando a los profesores con el resto de la población y sabiendo que ellos reciben sueldos bajos. Si ese punto se acepta estaríamos afectando su capacidad de consumo. Es desacertado golpear a esta clase social que es en su mayoría media baja o baja” dijo una fuente que prefirió no ser identificada.

A manera de ejemplo la misma Asociación de Profesores de la U. de Antioquia expuso a través de un comunicado, que en caso de que un profesor que se gane $2.900.000 (tarifa promedio de un salario de enganche a la universidad) tendrá que pagarle al Estado alrededor de $762.000. “El docente preferirá el sector privado con salarios más altos, aun cuando pague más impuestos, ya que su salario también será mayor”.

Por su parte, el fiscal de la Federación Colombiana de Educadores (FECODE), Pedro Arango, agregó a la discusión otras implicaciones personales que traería esta disminución de salarios: “el texto que contiene el proyecto de reforma no tiene en cuenta que los profesores universitarios incluyen dentro de su canasta familiar todos los gastos de su formación académica constante. Los posgrados, la inversión cultura y otros espacios de enriquecimiento intelectual tienen un rol importantísimo en la vida de los maestros. Esta disminución va en total contravía con las exigencias de su canasta familiar”.

Por lo pronto la Universidad Industrial de Santander citará el próximo lunes a los representantes a la Cámara y Senadores de la región para debatir cómo impulsarán (en conjunto con el Sistema Universitario Estatal y los líderes de las otras instituciones) la eliminación de los artículos del proyecto que los afectan para que se les puedan mantener sus condiciones actuales de tributación.

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas