domingo, 23 de diciembre de 2012

Unicórdoba no encuentra paz: Amenazan de muerte a 5 miembros de la institución


Comunicados de las llamadas Autodefensas Gaitanistas de Córdoba y Urabá, amenazan de muerte a Cecilio Abdala Petro, por más de 10 años representante del Presidente de la República en el Consejo Superior; Manuel Cortina, docente, miembro del mismo organismo y quien precisamente ha estado exiliado por intimidaciones, y cuenta con protección especial por parte del Estado; José Gabriel Flórez, Presidente de la Asociación de Profesores Universitarios, Aspu; Jesús Amaranto, expresidente de esa misma organización y el también profesor sindicalizado Sergio Castro. 

“Rechazamos ese tipo de amenazas y consideramos que son una estrategia de desestabilización de la universidad. Todo parte de la elección de la rectora, porque tomamos una decisión que afectó los intereses de grupos externos. Que sean las autoridades quienes investiguen y ojalá encuentren a los responsables”, precisó Torres Oviedo.

La rectora, Alba Durango, rechazó los hechos. Al parecer las amenazas son una retaliación por decisiones administrativas de los últimos días, entre los que están la reducción de personal de 140 a 98 cargos administrativos, para lograr disminuir el déficit de 8.300 millones de la Universidad.

Uno de los amenazados fue el representante del presidente ante el Consejo Superior, Cecilio Abdala, a quien sindican de haber participado en una reunión que se realizó el 12 de marzo de 2004 en Santa Fe Ralito con el entonces jefe paramilitar Salvatore Mancuso, aduciendo que hizo acuerdos con este. En el pasquín piden la renuncia inmediata del consejero y solicitaron a Carlos Montealegre, de la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía General de la Nación que le pregunte a Mancuso qué pacto hizo con Abdala Petro el día que se reunieron.

Entre los amenazados también aparecen los directivos de la Asociación de Jubilados de la Universidad de Córdoba, Serafín Velásquez y Néstor Flórez, así como el presidente de la Asociación de Maestros de Córdoba, Domingo Ayala y los directivos de Sintraelecol, Marcelino López y Deiby Barrios.

“Las organizaciones sindicales han sido declaradas objetivos militares debido a que se viene reorganizando con apoyo de políticos de izquierda una célula guerrillera disidente de las antiguas guerrillas acantonadas en este Departamento”, señala el pasquín aduciendo que combatirán hasta el final cualquier reducto existente.

El representante de los egresados ante el consejo superior de la Universidad, Jairo Torres, dijo que las amenazas hacen parte de una campaña de desestabilización de algunos grupos que están afectados con las nuevas medidas que se han tomado en la Universidad de Córdoba.

Por su parte, la nueva rectora de la Universidad de Córdoba, Alba Durango, rechazó las amenazas y dijo que su único interés es trabajar por el bienestar de la institución, sin tener en cuenta ningún tipo de injerencia política.

Resaltó que en los 20 días que lleva frente al cargo ha hecho gestiones en aras de superar el déficit que encontró en el alma mater el cual asciende en la actualidad a 8.300 millones de pesos y sostuvo que logró una adición presupuestal por parte del Gobierno de 3.500 millones de pesos para ir cerrando la brecha.

La funcionaria ha tomado medidas drásticas en aras de hacer más viable la universidad y por ello pasó de 140 a 98 trabajadores contratados a través de terceros o bolsas de empleo y anunció que para el próximo año, después de un estudio técnico, acabará las bolsas para hacer contratación directa del personal que se necesita.

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas