viernes, 5 de julio de 2013

Perú: el Banco Mundial evalúa su “hoja de ruta” e impone la educación de pueblos originarios

Por: Ruben Ramos

En una demostración más de servilismo y obsecuencia, el gobierno peruano acaba de recibir, en ceremonia especial, al innombrable presidente del Banco Mundial. Éste llegó al Perú primero, para evaluar la ejecución de la llamada “hoja de ruta” que el mandatario peruano “juró” cumplir sin dudas ni murmuraciones, y que no es otra cosa que la versión resumida de la “Estrategia Alianza País para la República del Perú- Ejercicio 2012-2016 del Banco Mundial” (EAP-Perú 2012-2016). Segundo, para concretar la imposición de préstamos ya previstos, que aseguren la continuidad de los “lucrativos negocios” de los “socios inversionistas extranjeros” del BM en este país y el desarraigo de poblaciones nativas de sierra y selva. Tercero, para ver la situación del co-gobernante del BM y actual ministro de economía del Perú, en caso de concretarse su cambio por un representante de JP Morgan, la mayor institución financiera norteamericana junto al Bank of America y al Citygroup.

Abro paréntesis: JP Morgan Jr. fue el heredero del imperio financiero-industrial-eléctrico (la General Electric), de la corporación del acero y de la marino-mercantil de los Estados Unidos, creado por su padre.

Junto al vizconde Alfred Milner (una de las siniestras figuras del colonialismo inglés en Sudáfrica), de Sir Cecil Rhodes, que dio su nombre al territorio de Rodesia en Sudáfrica, de John D. Rockefeller, de Andrew Carnegie, de los hermanos Lazard (vinculados al negocio del oro y a las finanzas) y de la dinastía Rotschild, JP Morgan completa la lista de la logia masónica judía que domina el mundo. Los activos financieros y fondos de inversión libre de JP Morgan, superan el PBI de varios de nuestros países juntos. Cierro paréntesis.

Volviendo a la “visita” del presidente del BM. Algunas referencias sobre este pesonaje y el BM. Es un surcoreano, nacionalizado norteamericano, egresado de Harvard. Ocupa, también, la presidencia de la red “La Hiedra” que agrupa a las universidades ultraconservadoras y fascistas de los EEUU, encabezadas por la de Harvard. Aquí, sus “científicos”, acaban de fabricar un super uniforme para dotar de fuerza agresiva a los soldados del ejército norteamericano y a los mercenarios de sus compañías del terror diseminados por todo el mundo.

En el asentamiento humano de Carabayllo, al norte de la ciudad de Lima, el por ahora, presidente del BM, es recordado por su labor “humanitaria” como socio co-fundador de Partners in Health. Una institución dedicada a extender la agonía de los enfermos de SIDA en el mundo, y de los tuberculosos en el Perú.

El Banco Mundial, es la institución financiera gemela del Fondo Monetario Internacional (FMI). Ambas fueron creadas por las logias judeo-cristianas. Juntas, el FMI y el BM, han condenado a dos terceras partes de la humanidad al hambre, las enfermedades, la desesperación, el terror y las guerras. Los millones de trabajadores europeos despedidos, en los últimos meses, sin derecho alguno a nada, son igualmente obra de estas gemelas que las logias judeo-cristianas incubaron en el seno de ese monstruoso aparato llamado ONU. Ésta, también fue creada por las mismas élites para perpetrar los más terribles genocidios de la historia. Todo para garantizar la hegemonía de los EEUU, su seguridad nacional en el mundo y la expansión del imperialismo sionista de Israel.

A continuación, una síntesis de los antecedentes que enmarcan la tarea evaluativa y financiera que vino a cumplir en el Perú el surcoreano encargado de la presidencia del BM.

Uno: La EAP-Perú, 2012-2016 del Banco Mundial, u “hoja de ruta” (para los ingenuos que creyeron el cuento de la “gran transformación”), dice en su acápite C. 15 que, “un desafío clave para el Gobierno es traducir las altas tasas de crecimiento en una mejora de los estándares de vida de los pobres, particularmente en las áreas rurales” (sic, subrayado mío).

En el acápite siguiente (C.16), puntualiza que “la población indígena que representa un tercio de la población del Perú, muestra tasas de pobreza más altas que el promedio nacional. La mayoría vive en las alturas andinas (6,067 comunidades indígenas) y en la selva tropical amazónica (1,448 comunidades). En las zonas altas del sur del país, alrededor del 73 por ciento de las comunidades indígenas quechuas y aimaras-más de 5 millones de personas-viven debajo de la línea de pobreza, solo el 11 por ciento de la población indígena entre 18 y 20 años tiene acceso a educación superior; y 44 por ciento de los niños menores de un año en las comunidades indígenas carecen de certificado de nacimiento, un instrumento clave para asegurar el acceso a servicios básicos. Adicionalmente, en regiones donde más del 25 por ciento de la población es indígena, la desnutrición infantil crónica es superior al 25 por ciento”.

Frente a esto, la propia EAP-Perú 2012-2016 del Banco Mundial, propone: “(i) crecimiento con inclusión social para lograr una mayor equidad; (ii) conectar a los pobres con el mercado, los servicios y las oportunidades; (iii) mayor productividad y mejora del capital humano; y (iv) fortalecimiento del sector público a través de altos ingresos fiscales; mejoramiento de la eficiencia del gasto público; fortalecimiento del sistema privado de pensiones, del mercado de capitales y del sistema financiero”. Exactamente lo que dice la “hoja de ruta”, y que el actual gobierno viene cumpliendo al pie de la letra. En este sentido, cuesta entender el sentido de las protestas de los trabajadores por la ley del servicio civil, los incrementos de sueldos, los peajes, el servicio militar, la ley universitaria, como si se tratara de decisiones del gobierno nacional, del señor Humala, de su esposa, o de los advenedizos que conforman el Congreso. La risa que el surcoreano muestra en una de las fotografías de la página web del BM (http://www.bancomundial.org/index.html), ilustra claramente la gracia que le produce las crucifixiones, los encadenamientos, las desnudeces, las marchas, sin la menor idea de quién es el verdadero autor de las políticas, las leyes, las normas, los dispositivos.
Dos, para enfrentar las altas tasas de desnutrición crónica en el país, el BM preveía profundizar la EAP, “introduciendo incentivos dentro del programa de “Juntos” y otros programas sociales, como “cuna más”, “beca 18”, y toda esa vasta especie de medidas asistencialistas para mitigar carencias, insertar a los pobres en el mercantilismo, desmovilizar al pueblo, erradicar el campo.

Condición ineludible para esto: mayores préstamos y flexibilidad absoluta para los “socios inversionistas” del BM convocados por éste en EEUU, Europa, Corea del Sur, Japón, Israel, China, para hacer “negocios lucrativos” con la pobreza y la desigualdad del pueblo peruano.

Tres, la EAP ratificaba el compromiso del BM de “coordinar el diseño e implementación de los programas de inclusión social a través del Ministerio de Desarrollo e inclusión social-MIDIS (impuesto por el BM) y de redoblar esfuerzos para mejorar los resultados nutricionales” (subrayados y paréntesis míos).

El Banco, agrega el texto de la EAP, “apoyará al MIDIS en los pasos iniciales para construir su capacidad operativa. Dicho apoyo incluirá la asesoría para ampliar el impacto de los programas sociales, particularmente el programa de TMC Juntos, el Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (PRONAA) y Pensión 65; fortalecer los sistemas generales de seguimiento y evaluación para los programas sociales; y desarrollar un enfoque integrado para el cumplimiento de los programas sociales al nivel familia/hogar para romper el círculo vicioso de la desventaja acumulativa. Este apoyo también incluirá reforzar el rol de coordinación del MIDIS en todos los sectores y programas a través del Sistema Nacional de Desarrollo e Inclusión Social (SINADIS). El apoyo del Banco será ampliado cuando el MIDIS se encuentre totalmente operativo, posiblemente a través de un DPL (Préstamos de Políticas de Desarrollo), un préstamo de enfoque sectorial (SWAP) o un préstamo de inversión”. El Fondo de Desarrollo Social Japonés (Japan Social Development Fund – JSDF) complementará el Proyecto SWAP Juntos.

La visita del surcoreano, fue para evaluar la marcha de todo esto y el comportamiento de los funcionarios digitados por el BM.

Cuatro, en cuanto a lo que vino a hacer con el sector educación, es bueno recordar lo que la EAP 2012-2016-que nutre la “hoja de ruta” del actual gobierno-, dice en su acápite 34: “Establecer programas para mejorar la calidad e inclusividad de los servicios educativos”.

Igualmente importante es saber que el marco de políticas y propósitos de la EAP y de TODO lo que hace y dice el gobierno y sus diferentes sectores, está escrito en los Manuales del BM. Estos manuales son Un nuevo contrato social para el Perú, 2006; El Perú en el umbral de una nueva era. Vol 1 y 2, 2011; ¿Está el piso parejo para los niños en el Perú? Medición y comprensión de la evolución de las oportunidades, 2012, por citar sólo tres que se han ido acomodando a los intereses de la “ayuda” financiera y de los “lucrativos negocios” de los “socios inversionistas” del BM.

En cuanto a la medición de aprendizajes, cuyo convenio de financiamiento vino a imponer y firmar el encargado del BM, se reitera como preámbulo los famosos resultados PISA que ubicaron al Perú en el penúltimo lugar en todas las materias a nivel mundial, y en el último puesto entre los países de ALC. Se oculta, sin embargo, que se trató de pruebas para niños de los países europeos miembros de la OCDE. Su propósito, escarnecer la realidad de los países pobres y con esto, asegurar mayores préstamos orientados a enajenar a nuestros niños, desculturizar nuestras realidades y desarraigar pueblos enteros induciendo la migración masiva del campo a la ciudad.

Es de esos “manuales” y de la EAP, que la “intelligentzia” del ministerio de educación constituida por consuetudianari@s medradores del BM, del BID y de USAID, copió las “siete políticas priorizadas al 2016: i) aprendizajes de calidad para todos en comunicación, matemática, ciencias y ciudadanía, ii) primaria infancia: niñas y niños de 3 a 5 años acceden a servicios educativos de calidad, iii) educación rural: niñas y niños logran aprendizajes, superando brechas existentes, iv) respecto a la cultura en el aprendizaje: niños quechuas, aimaras y amazónicos aprenden en su lengua y en castellano, v) desarrollo magisterial: formación y desempeño en base a criterios concertados de buena docencia, vi) nueva gestión: descentralizada, participativa, transparente y basada en resultados, y vii) educación superior acreditada: jóvenes con menores ingresos acceden a becas”.

Pero no sólo de un alarde de mediocridad y de obsecuencia se trata. Juzgue usted mismo, a partir de la siguiente transcripción extraída de la “Propuesta de Proyecto SWAP de Educación Básica”, cuyo convenio vino a imponer el “distinguido” presidente del BM para perennizar la ignorancia, el analfabetismo, la alienación:

“El MINEDU, siendo el órgano responsable de la rectoría y conducción de servicios educativos públicos a nivel nacional, y en cumplimiento de las disposiciones del Ministerio de Economía y Finanzas (que lo maneja un cogobernante del BM) sobre la Programación Presupuestal basada en Resultados (PpR), ha formulado el “Programa Logros de Aprendizaje – PELA” para el periodo 2013-2016; cuyo objetivo principal es incrementar el logro de aprendizajes en los estudiantes de Educación Básica Regular. De esta manera, el PELA forma parte de los instrumentos de gestión pública para la implementación de las políticas priorizadas”. (Recuerde que son políticas priorizadas por el BM).

“En el marco del citado esfuerzo, el MINEDU convocó la participación de la cooperación internacional -a través del Banco Mundial- para la implementación de algunas líneas del PELA. La modalidad acordada entre el MINEDU y el Banco Mundial para canalizar la ayuda solicitada es un SWAP (Sector Wide Approach o Programa de Enfoque Sectorial). El Programa SWAP Educación comprende el apoyo a las actividades y tareas del PELA vinculadas con la evaluación de la calidad educativa y los resultados, que resultan prioritarias para el país”.

“En tal sentido, el presente Marco de Planificación para Pueblos Indígenas (MPPI) se ha elaborado con el fin de garantizar que la política operativa O.P. 4.10 del Banco Mundial sobre Pueblos Indígenas se aplique en el Programa SWAP-Educación (de ahora en adelante ¨SWAP¨), y se garantice que el proceso de desarrollo del Proyecto se lleve a cabo con absoluto respeto de la dignidad, derechos humanos, economías y culturas de los Pueblos Indígenas. (Subrayados y paréntesis míos).

Sencillamente, ¡vergonzoso!

Fuente: Alizorojo

Buscar noticias en esta página

Campaña contra la militarización de las universidades

Campaña contra la militarización de las universidades
Fuera la bota militar

Traducir esta página

Síguenos en...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

Contacto

prensauniversidad@gmail.com

Estadísticas